Luce bronceado cuidando tu piel

¡Buenos días chicas! De vuelta al fin de semana... ¿lo aprovecharéis para lucir bronceado? Es momento para empezar a dar nuestros primeros paseos por la playa... ¡con este solazo que hace apetece un montón! Y sobre todo ahora que se acerca la Semana Santa, que para la mayoría suele significar "la inauguración oficial de sesiones de playa del año". 

Pero ojo. Muchos piensan que al tratarse del mes de abril, cuando todavía los rayos del sol no pegan con toda su intensidad, no es necesario aplicarse protección a la hora de ir a la playa. ¡Eso es un grave error! Las largas exposiciones al sol suelen traer graves consecuencias (aparición de manchas, envejecimiento de la piel, cáncer de piel, etc.) si no lo hacemos con seguridad. 

Pero no todo es malo. El sol también aporta grandes beneficios para nuestra salud, como es la recarga de Vitamina D; fortalece nuestros huesos y dientes; ayuda a prevenir el colesterol y disminuye la presión sanguínea, entre muchos otros. Y, por supuesto, no olvidemos que nos da un bronceado precioso a nuestra piel.

Conseguir el equilibrio entre "lo perjudicial y lo beneficioso" para nuestra salud a la hora de tomar el sol no es nada complicado si seguimos unas pautas. Como todo, es bueno en su justa medida. Permaneced atentas porque os vamos a dar una serie de consejos para lucir bronceado de forma saludable.

Cómo lucir bronceado cuidando tu piel



Aunque cada verano nos lo digan en las noticias y en multitud de periódicos y portales, todavía se siguen cometiendo muchos fallos. Y hay que recordar que nuestra piel tiene memoria y cada vez que nos exponemos al sol sin protección, esa posible quemadura permanecerá con nosotros para siempre. No olvidemos que al único que perjudicamos por no hacer caso de esas recomendaciones es a nosotros mismos. Así que, tomad nota y cuidar vuestra piel!

1.  Antes de nada, es conveniente recordar que los alimentos también son muy importantes a la hora de tomar el sol. La zanahoria, el tomate, el pescado y las legumbres favorecen la producción de melanina, nos hidratan y evitan la descamación de nuestra piel, respectivamente.

2. Utilizar siempre protección solar alta. Sobre todo los primeros días que todavía estamos más blanquitas, es aconsejable utilizar un Factor 50. A los 15/20 días podremos bajar dependiendo de nuestro tono de piel, pero nunca menor de 20.

3. Aplicar la crema solar, al menos, media hora antes de exponernos al sol y repetir cada dos horas o justo después de salir del agua.

4. No utilizar perfumes ni desodorantes cuando nos exponemos al sol.

5. Evitar exponernos al sol entre las 12 y las 16 horas. Es cuando los rayos de sol son más intensos.

6. Utilizar gafas de sol. Protegerse los ojos también es muy importante. Es imprescindible que los cristales estén homologados ya que en caso contrario podrían ocasionarnos graves daños.

7.  Proteger el pelo. Nuestro cabello sufre con el sol y por eso es importante mimarlo mucho en verano. Hidratarlo y protegerlo con sombreros y pamelas es una buena opción.

8. Hidratarnos. Cada vez que vayamos a exponernos al sol es recomendable que nos llevemos una botella de agua e ir bebiendo constantemente, aunque no tengamos sed.

9. El sol no sólo nos llega cuando vamos a la playa o la piscina. En verano, hay que aplicarse la crema solar antes de salir de casa. Tened en cuenta que la ropa es más ligera y exponemos nuestros brazos, piernas y cara al sol durante todo el día.

10. Después de la exposición al sol también debemos cuidarnos. Aplicar un after sun ayuda a calmar, hidratar y regenerar nuestra piel.

¿Habéis tomado nota? Acordaos sobre todo de estos 5 imprescindibles para lucir bronceado cada vez que vayáis a la playa: Protección solar, botella de agua, gafas de sol, pamela y cangrejeras de IGOR!


Y ahora, ¡a disfrutar del finde! ;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...